Tratamiento sencillo y natural: uñas encarnadas en el pie

uñas encarnadas

Cuando el borde de la uña se entierra dentro de la piel, en pocos días se presentará un dolor y una molestia significativa. La piel estará enrojecida e inflamada y causará dolor al contacto. Aunque lo más frecuente es que las uñas encarnadas se presenten en el “dedo gordo”, en realidad nos puede ocurrir en cualquier dedo.

¿Qué las ocasiona?

Una uña encarnada se origina por diferentes factores, seguidamente veremos los más habituales:

  1. Al realizar algún deporte o actividades que nos obliguen a estar de pie regularmente.
  2. El uso de calzados que se ajusten demasiado y ejerzan mucha presión. Esto en los dedos o zapatos excesivamente anchos.
  3. Uñas que no han sido recortadas apropiadamente. Pues estas pueden enterrarse progresivamente en la piel.
  4. Alguna deformidad en el pie o en los dedos. Puede también incidir y ejercer presión en otro dedo.

Tratamientos con métodos caseros y naturales

Para tratar este desagradable problema te recomendamos las siguientes prácticas que te ayudarán a reducir las molestias de forma natural. Siempre y cuando la condición de la uña encarnada no esté avanzada, comprometiendo gravemente el dedo.

  • Sumergir el pie afectado en agua caliente durante un par de minutos. Al menos tres veces al día, y luego se seca completamente.
  • Utilizar aceite de almendras o de oliva para efectuar masajes con gentileza sobre la zona afectada. Para prevenir infecciones puedes añadir aceite esencial de árbol. Pues tiene propiedades antibióticas muy poderosas.
  • Con un trozo de algodón o hilo dental humedecido, puedes colocar cuidadosamente uno debajo de la uña.
  • Luego de realizar varias veces este proceso notarás la zona ablandada. De hecho puedes proceder al cortar la uña con cuidado. Utiliza un cortaúñas previamente esterilizado. Recorta de forma cuadrada sin meterte demasiado adentro del límite.
  • Las zonas que estén más encarnadas las evitaremos para que lentamente vayan mejorando.

encarnada

¿Cómo prevenirlas?

  • Es primordial usar zapatos que ajusten apropiadamente. Teniendo buen espacio alrededor de los dedos y en especial calzado que utilice regularmente para caminar. Aunque se ha vuelto muy habitual el uso de zapatos muy estrechos en la punta, estos impiden la movilidad de los dedos. El reducido espacio no favorece la buena circulación de oxígeno.
  • También es importante una adecuada higiene y cortar las uñas de forma periódica.
  • Las personas con enfermedades vasculares, diabetes o entumecimiento deben tomar los cuidados más extremos para evitar este problema. En casos graves se pueden presentar complicaciones como infecciones que lleven a la amputación de los dedos o el pie completo.
  • En lo posible, evita usar regularmente zapatos cerrados. Especialmente por periodos de tiempo prolongados. Ya que estos generan una falta de ventilación del pie. Por esto es conveniente el uso de sandalias o calzados abiertos en la parte de adelante.
  • Si se tiene uña rota o astillada, es aconsejable limar y asegurarnos de que se mantenga en el mejor estado. Conserve una correcta higiene y no se presione.