¿Puedo eliminar los ojos de gallo?

ojos de gallo

Se les conoce como ojos de gallo u ojo de perdiz. Clínicamente se denomina Heloma Interdigital (callosidad entre dedos). Y se refiere a una lesión que comúnmente aparece entre el cuarto y quinto dedo del pie. En el cual se desarrolla esta dolorosa protuberancia.

Suelen surgir en esta área por ser más húmeda. Aunque puede presentarse también sobre los laterales o en la base de los dedos.

Aquí te explicaremos los aspectos relevantes y como se pueden eliminar.

¿Porque aparecen estos helomas?

Los ojos de gallo se basan en una acumulación de queratosis (engrosamiento de la capa superficial de la piel). Producto de una fuerte presión en la zona por varias causas.

Estas lesiones aparecen especialmente en mujeres quienes utilizan calzado muy ajustado. Y estrecho en la punta que comprime altamente los dedos, lo cual va ocasionando la aparición de este trastorno.

Por otro lado, también pueden aparecer por una incorrecta alineación del hueso o por una prominencia (abultamiento) de este. Lo cual empeora si además utilizas un calzado angosto.

 

Principales síntomas

Debido a que sus características físicas suelen ser confundidas con el papiloma (verrugas). Es importante acudir al podólogo o médico especializado que realice el diagnóstico y las acciones a seguir.

Los principales anuncios de sufrir de este inconveniente se refieren a la inflamación y molestias generadas por la fricción. Que son vulnerables a la aparición de hongos o bacterias por la sensibilidad y humedad de la zona.

En casos severos pueden aflorar ulceraciones. Producto del descuido y falta de atención médica a tiempo.

¿Cómo eliminarlos?

Existe un tratamiento podológico que se basa en la exfoliación de la protuberancia. Seguidamente se coloca una prótesis de silicón o gel polímero para evitar el roce de los dedos. El cual resulta muy efectivo para aliviar el dolor y las molestias. Ya que tienen un contenido de glicerina (alcohol) que hidrata y reblandece la lesión. Su efecto almohadilla evita la presión sobre la zona.

Por otro lado, es imprescindible reemplazar el tipo de calzado habitual por modelos más anchos y cómodos que no opriman los dedos. Sin embargo, esta es una medida que transitoriamente mejora la condición y calma en gran medida las molestias que ocasiona. Pero tan pronto se pierdan los cuidados se reincorpora el problema.

También existen numerosas cremas y productos químicos a base de ácidos que se indican para quemar la callosidad. Sin embargo estos preparados deben aplicarse por un profesional. Ya que al usarse incorrectamente podrían ocasionar una quemadura química en la piel u otros inconvenientes.

La única forma de eliminar los ojos de gallo definitivamente es a través de un sencillo procedimiento quirúrgico. Para retirar estas excrecencias óseas (carnosidades del hueso).

Esta intervención se indica en los casos que lo señalado previamente no mejore la condición y se convierta en algo recurrente. Y para aquellos casos más severos  que se hayan complicado.

En definitiva, es necesario darle atención oportuna a los helomas. Para evitar complicaciones mayores que incluso imposibilitan el hecho de usar un calzado o caminar con normalidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*