Fascitis plantar: Causa, cómo lo prevengo y su tratamiento

Fascitis plantar? Para definir de qué trata esta enfermedad debemos ubicar dónde se encuentra la fascia plantar. Esta se encuentra en la planta del pie y constituye el tejido que une al talón con los dedos. Además es el responsable que formar el arco.

Su función es mantener el arco y absorber el impacto contra el suelo. Por otro lado, evita la flexión excesiva de los dedos. Cuando esta banda elástica se inflama produce la fascitis plantar.

 

Qué lo causa

  • Caminatas o corridas prolongadas y recurrentes.
  • Aumento de peso o en la intensidad de la actividad física que se efectúe.
  • Mala pisada en terrenos duros y/o irregulares.
  • Mal agarre del calzado.
  • Debilidad muscular en el pie.
  • Pie cavo (trastorno por un arco muy pronunciado que ocasiona un apoyo excesivo).
  • Pie plano o exceso de curvatura en el arco plantar.

 

Cómo se detecta

Generalmente cuando esta enfermedad se produce viene acompañada de dolor intenso y rigidez en la zona interna cercana al talón. En algunos casos también puede producirse ardor, hinchazón leve, sensibilidad y enrojecimiento.

 

La intensidad y molestia se hace más fuerte:

  • Al levantarse en las mañanas con los primeros pasos, por la rigidez de la fascia en ese momento.
  • Después de mantener una posición fija al cabo de un tiempo.
  • Al subir escalones.
  • Luego de una rutina intensa de ejercicios. Sobretodo al realizar prolongadas carreras en terreno irregular.

 

Riesgos de padecer de esta dolencia

Las personas más propensas a padecer de esta dolencia son las que:

  • Poseen inconvenientes asociados al arco (por defecto o por exceso).
  • Sufren de tendón de Aquiles (sobretensión en el tendón que conecta la pantorrilla con el talón).
  • Presentan sobrepeso u obesidad.
  • Utilizan calzado sin soporte de arco o suelas flácidas.
  • Tienen cambios considerables de rutina.
  • Corren grandes distancias en superficies poco uniformes.

 

Cómo lo puedo prevenir

Existen algunos ejercicios que ayudan a evitar que esta afección aparezca:

  • Medir la moderación de las actividades músculo-esqueléticas que se realicen.
  • Detectar con un especialista (podólogo) qué tipo de pie posees y de ser necesario, corregir una pisada.
  • Realizar ejercicios para optimizar la flexibilidad de los músculos del pie.
  • Estirar la fascia plantar antes de levantarse de la cama cada mañana.
  • Adaptar el calzado perfectamente al pie incorporando plantilla (de ser necesario).

 

Su tratamiento

Con ayuda del doctor o terapeuta las molestias asociadas a la fascitis plantar deberán aliviarse si:

  • Ingiere medicamentos naturales para disminuir el dolor y la inflamación.
  • Aplica hielo o compresas frías en la zona afectada, durante 15 minutos por vez.
  • Realiza ejercicios de estiramientos para el extremo inferior del cuerpo.
  • Usa una férula durante la noche, taloneras ortopédicas, almohadillas para el talón y/o plantillas especiales.
  • Guarda reposo durante una semana.
  • Escoge calzado con soporte y amortiguación adecuada.
  • Uso por un máximo de 6 semanas de una bota de férula especial.
  • Aplica inyecciones esteroideas generales o en la zona cercana a la lesión (en caso extremo).

Con la aplicación de estas prácticas mejorará la condición. Pero si al contrario se torna más molesta entonces acuda de inmediato al podólogo, ya que algunos casos requieren cirugía.

Juanetes: Causas y formas de eliminarlos

Los juanetes se refieren a una deformación que afecta la articulación del dedo pulgar del pie. Usualmente, aparecen en ambos pies después de los 30 años y vienen acompañados de:

  • Abultamiento de la zona.
  • Inflamación.
  • Enrojecimiento.
  • Dolor.
  • Callosidades o durezas en zonas cercanas a la lesión.

Qué los causa

Los factores que activan su aparición suelen estar asociados a:

  • Condición genética.
  • Uso frecuente de calzado inadecuado.

Recomendaciones

Con el fin de disminuir las molestias causadas por los juanetes es conveniente:

  • Mantener un peso adecuado.
  • Incrementar la ingesta diaria de vitaminas C, D y A, además de calcio para fortalecer los huesos.
  • Utilizar un calzado placentero, de poca altura, livianos, holgados, flexibles y de punta ancha. Si posee demasiada dolencia o molestia, olvídese de los zapatos cerrados.
  • Caminar descalzo (sobre arena, especialmente) le otorga fuerza a tus dedos y optimiza la función natural de la articulación.
  • Evitar la práctica de ballet si se es propenso a tener esta deformación. Este deporte puede empeorar sus síntomas y condición.
  • Realizar ejercicios con los pies: estíralos, alinéalos, flexiónalos y presiónalos contra el piso. Mantén cada postura por 10 segundos.
  • Vendar los dedos para que retornen a su posición original, con las recomendaciones del doctor. Cuidando de no apretar demasiado el vendaje.
  • Investigar y aplicar algunas opciones naturales que mejoren tus dolencias.

Si con la medicina natural empeora la condición, consulta a un podólogo para recibir otro tratamiento, con el fin de eliminarlos.

Aunque en algunos casos la solución definitiva es la cirugía, esperamos que estos consejos  te puedan ayudar a mejorar estos molestos bultos.

Formas de eliminarlos

Refúgiate en los remedios caseros para aliviar los síntomas de esta afección e impedir que padezcas de juanetes.

A continuación se describen brevemente algunos de los tratamientos naturales que pueden funcionarte:

  • Aceite de lavanda: este resulta ser una medicina muy conocida para estos casos.

Para prepararlo: sumerge hojas y flores secas de lavanda en algún aceite esencial.  Pon la mezcla a cocinar a fuego lento en baño de María. Luego retira de la llama, cuela y conserva en un frasco hermético. Aplica el aceite de lavanda todas las noches masajeando suavemente en la zona afectada.

  • Aceite de azucena: para obtener este aceite es preciso sumergir por 5 minutos algunas hojas de azucena en Brandy. Aplicar en la zona afectada de cada pie masajeando suavemente.
  • Ruda: posee propiedades anti reumáticas. Es ideal para aliviar las molestias de los juanetes en baños de inmersión con infusión tibia por 20 minutos.
  • Sales de Epsom: realizar baños diarios de pies sumergiéndolos en agua tibia y 2 cucharadas de esta sal, durante 20 minutos.
  • Laurel: prepara un té con laurel, dejando reposar la mezcla durante la noche. Luego al siguiente día cuela e ingiere de a sorbos esta bebida por 3 días consecutivos. Descansar durante una semana y repetir.
  • Yodo y aspirina: al unir yodo con una aspirina y aplicar directamente en el juanete aliviará el dolor articular y parará su crecimiento.

Realiza cada tratamiento durante 2 meses al menos, y empezarás a notar que se producen cambios permanentes en la salud de tus pies.

No te desesperes en el proceso, ten en cuenta que la visualización de resultados luego de los primeros 10 días continuos de aplicación

¿Por qué aparecen las durezas y callos en los pies?

Las durezas y callos en los pies surgen como mecanismo de defensa del cuerpo. Son provocados por un esfuerzo enérgico o fricción constante en la piel que va formando una capa gruesa de células muertas.

Además, normalmente aparecen en los talones, en la plata del pie, al lado del dedo gordo y tienen un color amarillento. En ocasiones pueden resultar muy dolorosas, molestas y pueden ocasionar problemas al caminar.

Los pies constituyen una parte valiosa del cuerpo que nos brinda soporte y nos ayudan a desplazarnos de un lugar a otro. Además complementan la belleza de toda mujer y estéticamente, son una referencia importante que debemos cuidar.

 

Factores de riesgo

Estas afecciones son muy frecuentes, especialmente para el sexo femenino quienes suelen soportar el uso de calzado inadecuado. Concretamente, la utilización constante de zapatos altos, apretados y estrechos en la punta son los factores principales de riesgo.

Las personas que adoptan malas posturas y padecen deformaciones en los huesos pueden estar propensas a sufrir de este malestar.

 

Tips para evitar su aparición

  • Dejar de usar tacones altos y de puntas estrechas.
  • Para realizar ejercicios utilizar calzado deportivo con medias preferiblemente lisas sin ninguna rugosidad.
  • Vestir con calzado cómodo, elaborado con materiales blandos y flexibles, que permitan la movilidad al pie y el flujo de aire.
  • Es conveniente alternar el uso de zapatos, evitando llevar puesto el mismo tipo a diario.
  • Mantener la piel del pie limpia y seca. Si generas sudoración en exceso, debes utilizar siempre algún producto anti-transpirante.
  • El calzado es de uso personal. Al ser utilizado por otra persona puede generar deformación en el mismo y afectar posteriormente nuestra pisada.

 

Consejos para tratar callos

Afortunadamente las callosidades y costras no representan una afección de gravedad. Por eso es posible eliminarlos de forma sencilla y natural.

Por esta razón, debemos tener en cuenta que si es una callosidad grande lo conveniente es acudir a un podólogo. Más aún, si se tiene una condición especial de salud como la diabetes.

El método más sencillo e indoloro, consiste en remover manual y cuidadosamente la capa de piel muerta hasta encontrar la piel saludable. Adicionalmente, existen aparatos eléctricos especiales para pedicura llamados quitadurezas, que son más eficaces y rápidos.

También, debemos evitar emplear instrumentos cortantes o con filo para eliminarlas, recuerda que esta es una zona de mucha transpiración, haciendo más lenta y complicada la cicatrización de una herida.

Al notar que empiezan a aparecer, puedes detener su formación con los siguientes consejos:

  • Sumerge tus extremidades inferiores en baños con agua tibia y sal para ablandar dichas partes.
  • Luego, pasa una lima especial para pies o piedra pómez en aquellas partes ásperas y duras.
  • Coloca crema hidratante y masajea diariamente cada noche, cubriendo con calcetines.

Remedios naturales para eliminarlos

La cebolla tiene grandes propiedades curativas y es un remedio casero muy efectivo para estos casos.

Forma de empleo:

  • Corta media cebolla y frótala en el área del callo.
  • Repite este procedimiento durante algunos minutos por varias noches seguidas.

Con el ajo:

Forma de empleo:

  • Prepara una pasta machacando uno de sus dientes junto a un poco de aceite de oliva.
  • Unta sobre la zona afectada.
  • Cúbrelo con vendaje.
  • Déjalo actuar durante toda la noche.

Te enseñaremos cómo combatir los Surcos de Beau

Los surcos de beau son líneas o estrías trasversales que aparecen en las uñas y que la recorren de extremo a extremo. Pueden aparecer una o varias y son causadas por un traumatismo en la matriz ungueal (zona productora de la uña).

Su profundidad va a depender de la intensidad de la lesión que haya sufrido.

Cuando aparece en solo una uña es causada por una contusión. No obstante, si se observa en todas, es posible que sea causa de alguna enfermedad sistémica (general), como las enfermedades coronarias o la neumonía.

Qué pueden causarlos

  • Como ya se mencionó, pueden ser ocasionados por alguna lesión. Por ejemplo: un golpe fuerte en la base. Pero también por el contacto permanente con humedad o esmalte así como por la distrofia ungueal (grietas o fisuras extendidas lateralmente). Que es causada por la fricción en la piel en esta zona.
  • Por alguna infección relacionada a hongos o cándidas, por verrugas virales y bacterias. También enfermedades en la válvula del corazón, que pueden llegar a causar hemorragia lineal subungueal.
  • Existen otras causas relacionadas a padecimientos que pueden afectar la cantidad de oxígeno en la sangre, del hígado, tiroides o cáncer en la piel, entre otros.
  • Estas depresiones en la piel también pueden notarse cuando existe alguna intoxicación con arsénico o consumo de plata.
  • Por último, estos surcos pueden surgir como consecuencia del consumo de ciertos medicamentos. Tales como antibióticos o algunos utilizados en los tratamientos de quimioterapias.

Cómo prevenirlos

  • Evita morder las uñas o la cutícula.
  • Mantén la cutícula bien recortada.
  • En el caso de las uñas de los pies es importante que no uses zapatos muy ajustados.
  • Mantén las uñas cortas, siempre de manera recta.
  • Preocúpate por conservarlas bien humectadas utilizando una crema emoliente.
  • Prevé cualquier tipo de infección siempre utilizando tus propios utensilios esterilizados.
  • Fortalécelas con el uso de esmaltes con proteínas y el consumo de la vitamina biotina (para metabolizar grasas, hidratos de carbono y aminoácidos).

Cómo combatir los Surcos de Beau

En oportunidades, te puede resultar imposible prevenir estas estrías, sobre todo si la causa es un tratamiento médico o enfermedad. En tal caso, es importante que sepas que puedes combatirlas, pero es vital que sepas identificar su causa.

Luego de hallar el motivo de estas hendiduras. Se puede buscar cuál de las siguientes terapias se adapta más a tu problema:

  • El consumo de una infusión de la planta cola de caballo ayuda a que haya un crecimiento uniforme. Gracias a su alto contenido en silicio.
  • Los masajes con aceite de oliva antes de dormir ayudan a humectar y regenerar la piel en la zona ungueal.
  • Los baños con una infusión de la hierba de Milenrama (Milhojas) promueve su proliferación.
  • El consumo de suplementos de biotina, riboflavina y vitaminas B y E también ayuda a luchar contra ellos.

Por último, ten siempre presente que la salud de cada una de las partes del cuerpo. Es un reflejo de nuestro estilo de vida. Así que aliméntate de forma balanceada. El aporte de nutrientes, vitaminas y minerales es esencial para mantener un cuerpo sano.

El arte de embellecer tus uñas de forma natural

El aspecto de las uñas son referencia obligada para catalogar nuestra apariencia en general. Por eso debemos cuidarlas del mismo modo como cuidamos el rostro y el cabello, para promover su sano crecimiento.

Recuerda que no solo debe ser desde el punto de vista estético. Sino también se necesita apreciar la función protectora. Además son esenciales para el sentido del tacto, la motora fina. Y, en los pies, son esenciales para mantener el equilibrio al caminar y evitar la pérdida de líquido.

 

Malos hábitos que causan debilitamiento en tus uñas

Entre los hábitos dañinos que causan uñas quebradizas. Blandas y con escaso crecimiento se encuentran los siguientes:

  • Mala alimentación. Una mala alimentación no puede promover uñas saludables y gruesas. Si quieres revertir un mal aspecto entonces tus costumbres alimenticias también deberán examinarse. Y verás cómo empiezan a fortalecerse y crecer sanamente. Esta mala práctica común, solo causará que se debiliten y se partan con facilidad.
  • Limpiar y lavar sin utilizar  Es necesario utilizar guantes para proteger las uñas y manos. Ya que los detergentes y productos químicos de limpieza en general dañan la salud de estas terminaciones de tus dedos.
  • Mantenerlas siempre pintadas. la abrasión de los químicos que poseen los esmaltes. Y las acetonas provocan que pierdan su brillo natural y su vigor.
  • La suciedad. Mantén la higiene de cortezas corneas (material similar al cuerno). Oara evitar su deterioro. Si las mantienes sucias estarán más propensas a sufrir infecciones y hongos que las debilitarán. Incluso se pueden perder en su totalidad.

 

Tips para embellecer tus uñas

Si quieres conocer cómo dar cuidado y embellecer estas capas endurecidas de queratina. Con la que contamos para evitar acudir al uso de postizas. Que tanto daño hacen a su consistencia natural, opacando su brillo y exponiéndola a contraer hongos y muchas otras enfermedades. Entonces veamos las siguientes recomendaciones:

  • En primer lugar, es importante que promuevas el consumo de alimentos con vitaminas y minerales. Que estimulen su crecimiento y fortalecimiento.

Alimentos con alto contenido de proteínas (carne, pollo, pescado, granos y semillas). También otros ricos en vitaminas A, B, C y D, que se encuentran en frutas y vegetales.

Además es muy importante:

Incorporar en tu dieta diaria los víveres altos en calcio, presente en productos lácteos. Como también en algunos cereales, vegetales y frutas.

  • Aplicar una vez a la semana esmaltes nutritivos, alternando con un endurecedor para favorecer su crecimiento.
  • Si bien, pintarlas con esmaltes de colores es lo más habitual, es importante removerlo y dejarlas al natural de vez en cuando. Para que respiren y recuperen su brillo natural.
  • El  uso diario de cremas hidratantes es muy conveniente, especialmente si a esta le agregas una cápsula de Vitamina E. Aplica esta preparación diariamente en tus manos y asegura que también tus uñas queden cubiertas con la crema.
  • Baños de aceite con almendras, oliva o resino. En un recipiente coloca una taza de agua caliente y añade dos cucharadas del líquido que prefieras. Sumerge tus manos allí durante 10 minutos y luego sécalas sin enjuagar.

¿Puedo eliminar los ojos de gallo?

Se les conoce como ojos de gallo u ojo de perdiz. Clínicamente se denomina Heloma Interdigital (callosidad entre dedos). Y se refiere a una lesión que comúnmente aparece entre el cuarto y quinto dedo del pie. En el cual se desarrolla esta dolorosa protuberancia.

Suelen surgir en esta área por ser más húmeda. Aunque puede presentarse también sobre los laterales o en la base de los dedos.

Aquí te explicaremos los aspectos relevantes y como se pueden eliminar.

¿Porque aparecen estos helomas?

Los ojos de gallo se basan en una acumulación de queratosis (engrosamiento de la capa superficial de la piel). Producto de una fuerte presión en la zona por varias causas.

Estas lesiones aparecen especialmente en mujeres quienes utilizan calzado muy ajustado. Y estrecho en la punta que comprime altamente los dedos, lo cual va ocasionando la aparición de este trastorno.

Por otro lado, también pueden aparecer por una incorrecta alineación del hueso o por una prominencia (abultamiento) de este. Lo cual empeora si además utilizas un calzado angosto.

 

Principales síntomas

Debido a que sus características físicas suelen ser confundidas con el papiloma (verrugas). Es importante acudir al podólogo o médico especializado que realice el diagnóstico y las acciones a seguir.

Los principales anuncios de sufrir de este inconveniente se refieren a la inflamación y molestias generadas por la fricción. Que son vulnerables a la aparición de hongos o bacterias por la sensibilidad y humedad de la zona.

En casos severos pueden aflorar ulceraciones. Producto del descuido y falta de atención médica a tiempo.

¿Cómo eliminarlos?

Existe un tratamiento podológico que se basa en la exfoliación de la protuberancia. Seguidamente se coloca una prótesis de silicón o gel polímero para evitar el roce de los dedos. El cual resulta muy efectivo para aliviar el dolor y las molestias. Ya que tienen un contenido de glicerina (alcohol) que hidrata y reblandece la lesión. Su efecto almohadilla evita la presión sobre la zona.

Por otro lado, es imprescindible reemplazar el tipo de calzado habitual por modelos más anchos y cómodos que no opriman los dedos. Sin embargo, esta es una medida que transitoriamente mejora la condición y calma en gran medida las molestias que ocasiona. Pero tan pronto se pierdan los cuidados se reincorpora el problema.

También existen numerosas cremas y productos químicos a base de ácidos que se indican para quemar la callosidad. Sin embargo estos preparados deben aplicarse por un profesional. Ya que al usarse incorrectamente podrían ocasionar una quemadura química en la piel u otros inconvenientes.

La única forma de eliminar los ojos de gallo definitivamente es a través de un sencillo procedimiento quirúrgico. Para retirar estas excrecencias óseas (carnosidades del hueso).

Esta intervención se indica en los casos que lo señalado previamente no mejore la condición y se convierta en algo recurrente. Y para aquellos casos más severos  que se hayan complicado.

En definitiva, es necesario darle atención oportuna a los helomas. Para evitar complicaciones mayores que incluso imposibilitan el hecho de usar un calzado o caminar con normalidad.

Cómo tratar los hongos del pie rápido y fácilmente

Los hongos de los pies son más comunes de lo que pensamos,  y básicamente son infecciones que se producen producto de una invasión parasitaria.

Existen dos tipos de infecciones por hongos en los pies. La primera es conocida en términos médicos como la Tinea Pedís. Popularmente llamado “pie de atleta”, el cual se desarrolla en el espacio que hay entre los dedos y la planta del pie.

El segundo se le denomina clínicamente Onicomicosis al tratarse de hongos que se desarrollan en las uñas. Provocando descamación, decoloración y notable debilitamiento.

A veces es tan notoria su aparición que puede llegar a ser incómodo mostrar la zona afectada, sobre todo en el caso de las mujeres que suelen utilizar calzado descubierto, lo cual sólo logra que el problema se agrave.

Cuáles son sus síntomas

Algunas señales comunes son el cambio que se presenta en el color, el grosor y la textura de la piel o uñas.

En oportunidades se aprecia un mal olor. Y en el caso de las uñas su crecimiento se vuelve más lento y con una notable debilidad.

Si estás atento y logras observar a tiempo su aparición, te recomendamos tratarlo rápidamente. Esto evitará que se propague y llegue a capas más profundas.

Cómo tratar los hongos de pie de forma natural

Por lo general, suele ser muy difícil de erradicarlos, no obstante te mencionamos algunos tratamientos naturales muy efectivos:

  1. Aceite de ajo: este poderoso tratamiento posee increíbles propiedades antibacterianas y antimicóticas (anti hongos). Para el tratamiento efectivo y con buenos resultados en poco tiempo. Se recomienda aplicar este aceite directamente sobre la zona afectada varias veces al día.
  2. Vinagre blanco: Es un enérgico fungicida (antimicótico) muy famoso para tratar hongos en cualquier parte del cuerpo. El modo de aplicarlo se basa en sumergir diariamente los pies por lo menos unos 15 minutos en agua con vinagre blanco.
  3. Limón: solo debes colocar unas gotas en el área, aunque sentirás un poco de ardor al principio. Es un antihongos efectivo si realizas este procedimiento a diario.
  4. Aceite del árbol de té: coloca unas gotas de este aceite a diario en el área con micosis. Este remedio es glorioso por su efectividad.
  5. Aceite de lavanda: mezcla el aceite de lavanda con uno de orégano en porciones iguales. Coloca esta mezcla tres veces al día y comenzarás a ver los resultados pronto. Además de combatir la infección micótica te refrescarás.
Consejos útiles para tratarlos y prevenirlos

Conjuntamente al tratamiento que decidas escoger. Es necesario que tomes en cuenta algunos consejos que te ayudarán a que no reaparezcan:

  1. Lava muy bien tus pies, asegúrate de hacerlo mientras te bañas para que elimines la suciedad. Y las bacterias que usualmente se acumulan. Utiliza un cepillo para frotar los dedos, uñas y planta.
  2. Mantenerlos secos es tan importante como lavarlos, pues si los dejas húmedos va a favorecer a la proliferación.
  3. Sumérgelos en agua tibia con lejía (cloro) durante unos 30 minutos y luego coloca una crema hidratante. Pues este producto suele resecar la piel.
  4. Utiliza calcetines de algodón y si realizas alguna actividad física que te haga sudar, cámbialos tantas veces como sea necesario.
  5. Acostúmbrate a usar calzado de cuero.
  6. Coloca talco y/o maicena (fécula de maíz) en tus pies, esto los mantendrá secos.
  7. Si acostumbras a visitar lugares públicos donde amerite estar descalzo. Como las piscinas, luego de hacerlo lávalos y sécalos.

En el sitio Yoram Yasur se pueden verificar más detalles sobre este y otros tipo de tratamientos para la salud, se puede ingresar a esta página a través del enlace yoram yasur. Si tiene comentarios adicionales por favor no dudes en dejar un comentario.