¿Por qué aparecen las durezas y callos en los pies?

durezas y callos

Las durezas y callos en los pies surgen como mecanismo de defensa del cuerpo. Son provocados por un esfuerzo enérgico o fricción constante en la piel que va formando una capa gruesa de células muertas.

Además, normalmente aparecen en los talones, en la plata del pie, al lado del dedo gordo y tienen un color amarillento. En ocasiones pueden resultar muy dolorosas, molestas y pueden ocasionar problemas al caminar.

Los pies constituyen una parte valiosa del cuerpo que nos brinda soporte y nos ayudan a desplazarnos de un lugar a otro. Además complementan la belleza de toda mujer y estéticamente, son una referencia importante que debemos cuidar.

 

Factores de riesgo

Estas afecciones son muy frecuentes, especialmente para el sexo femenino quienes suelen soportar el uso de calzado inadecuado. Concretamente, la utilización constante de zapatos altos, apretados y estrechos en la punta son los factores principales de riesgo.

Las personas que adoptan malas posturas y padecen deformaciones en los huesos pueden estar propensas a sufrir de este malestar.

 

Tips para evitar su aparición

  • Dejar de usar tacones altos y de puntas estrechas.
  • Para realizar ejercicios utilizar calzado deportivo con medias preferiblemente lisas sin ninguna rugosidad.
  • Vestir con calzado cómodo, elaborado con materiales blandos y flexibles, que permitan la movilidad al pie y el flujo de aire.
  • Es conveniente alternar el uso de zapatos, evitando llevar puesto el mismo tipo a diario.
  • Mantener la piel del pie limpia y seca. Si generas sudoración en exceso, debes utilizar siempre algún producto anti-transpirante.
  • El calzado es de uso personal. Al ser utilizado por otra persona puede generar deformación en el mismo y afectar posteriormente nuestra pisada.

 

Consejos para tratar callos

Afortunadamente las callosidades y costras no representan una afección de gravedad. Por eso es posible eliminarlos de forma sencilla y natural.

Por esta razón, debemos tener en cuenta que si es una callosidad grande lo conveniente es acudir a un podólogo. Más aún, si se tiene una condición especial de salud como la diabetes.

El método más sencillo e indoloro, consiste en remover manual y cuidadosamente la capa de piel muerta hasta encontrar la piel saludable. Adicionalmente, existen aparatos eléctricos especiales para pedicura llamados quitadurezas, que son más eficaces y rápidos.

También, debemos evitar emplear instrumentos cortantes o con filo para eliminarlas, recuerda que esta es una zona de mucha transpiración, haciendo más lenta y complicada la cicatrización de una herida.

Al notar que empiezan a aparecer, puedes detener su formación con los siguientes consejos:

  • Sumerge tus extremidades inferiores en baños con agua tibia y sal para ablandar dichas partes.
  • Luego, pasa una lima especial para pies o piedra pómez en aquellas partes ásperas y duras.
  • Coloca crema hidratante y masajea diariamente cada noche, cubriendo con calcetines.

Remedios naturales para eliminarlos

La cebolla tiene grandes propiedades curativas y es un remedio casero muy efectivo para estos casos.

Forma de empleo:

  • Corta media cebolla y frótala en el área del callo.
  • Repite este procedimiento durante algunos minutos por varias noches seguidas.

Con el ajo:

Forma de empleo:

  • Prepara una pasta machacando uno de sus dientes junto a un poco de aceite de oliva.
  • Unta sobre la zona afectada.
  • Cúbrelo con vendaje.
  • Déjalo actuar durante toda la noche.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*